viernes, 5 de noviembre de 2010

'Todo es silencio', Manuel Rivas

Todo es silencio
Manuel Rivas
Editorial Alfaguara
1ª edición, 2010
Género: Novela
250 páginas
ISBN: 9788420406640


Que una novela te mantenga sentado durante horas sin querer hacer otra cosa mas que seguir leyendo hasta acabarla es siempre buena señal. Pero que además logre que el lector siga con la novela en la cabeza durante los días siguientes y que cuando vea la portada recuerde lo bien que lo pasó leyéndola es algo que cae como una bendición. Y eso es lo que me ha ocurrido a mí con Todo es silencio, la nueva (y bendita) novela de Manuel Rivas.

El autor recrea la vida de Brétema, pueblo ficticio de la costa gallega dominado por Mariscal, un contrabandista que ha logrado levantar un imperio cuyas redes se extienden por todo el lugar. Brinco, Fins y Leda son tres niños que crecen en Brétema bajo la sombra de la corrupción y el poder casi omnipresente de Mariscal. Pero más allá de la inocencia de los tres pequeños, cada uno de ellos se hará adulto conscientes de las consecuencias de haber probado el poder de este contrabandista. Ninguno de ellos podrá ser ajeno a su pasado mientras Mariscal siga gobernando en la sombra Brétema.

Todo es silencio tiene la esencia de las novelas de Vargas Llosa (esa "cartografía de las estructuras del poder y acertadas imágenes de la resistencia, la rebelión y derrota del individuo" que decía el comité Nobel) y la fuerza evocadora de Juan Rulfo pero bajo el estilo personal y genial de Manuel Rivas. La obra está dividida en dos partes: en la primera, el autor nos muestra la contraposición entre unos personajes que caminan por la delgada línea que separa la inocencia de la indiferencia (a veces incluso consentimiento) en un pueblo afectado por la escasez de recursos de los tiempos de Franco; en la segunad mitad, Rivas dirige la novela hacia el género negrocriminal sin olvidarse que lo importante es la lucha interior que vive cada uno de los personajes de Brétema (no es casual que Brétema en gallego signifique "niebla").

Todo es silencio se impone por derecho como una de las obras más importantes de Manuel Rivas y demuestra la capacidad que tiene el autor gallego para crear historias y personajes que penetran, como una bala, en lo más hondo del lector. Ahora que ya estamos a finales del 2010, ya se puede empezar a hacer balance y decir que Todo es silencio es una de las grandes novelas de este año.

No hay comentarios: