viernes, 27 de marzo de 2009

'L'inici del capvespre', Júlia Costa

L'inici del capvespre
Júlia Costa
Editorial: Meteora
Colección: Papers de Fortuna
Género: Novela
1ª edición, febrero de 2009
198 páginas
ISBN: 978-84-95623-77-5


Pep Baltrà es un personaje desquiciado que no puede desvincularse de su pasado. Se crió en una zona suburbial de Barcelona durante la posguerra, concretamente en las barracas de Montjuïc. Tuvo una infancia poco afortunada, con un padrastro aficionado al alcohol. Su esposa tiene leucemia y su hija Ana flirtea con las drogas. Para colmo, su futuro parece carecer de esperanza. Por esa razón decide tomar decisiones drásticas, aunque las consecuencias sean trágicas. Afortunadamente para él, una antigua amiga, Emma, no está dispuesta a dejar que Pep se destruya.

No es la primera vez que Júlia Costa escribe sobre personajes marginados de la posguerra ni tampoco sobre los paisajes del distrito barcelonés de Sants-Montjuïc. Las antiguas barracas de la ahora llamada ‹‹montaña mágica›› de Barcelona eran un grupo de casas con caminos sin asfaltar donde vivían inmigrantes y gente sin demasiados recursos. El concepto de inmigración ha cambiado, claro está, ya que antes los inmigrantes eran españoles que venían del sur del país.

La pobreza de los barrios de Sants-Montjuïc ya es un tema tocado por el fallecido escritor Francisco Candel. No olvidemos su famosa obra Donde la ciudad cambia su nombre, con la que hacía alusión a esa Barcelona desconocida, pobre y llena de personajes tan peculiares como reales. Júlia Costa hace un ejercicio encomiable al querer rescatar esa ciudad misteriosa. Pero no es ésta una novela sobre la posguerra, sino sobre la crisis y decadencia de un personaje que no es capaz de olvidar su pasado. Pep Baltrà tiene una carrera docente, ha publicado un libro de poesía y tiene dos hijas. Pero no puede ser feliz.

L’inici del capvespre es una novela, no sólo de personaje, sino de sagas familiares. Aquí es tan importante el retrato que Costa hace de Pep Baltrà, como el que perfila de Nita -la madre del protagonista-, Ana –su hija- y del resto de personajes que desfilan por estas páginas. De ese modo, la autora recrea unas vivencias que, aunque son ficción, no están tan alejadas de la realidad que sufrieron muchas familias en el pasado.