sábado, 26 de julio de 2008

'El sello del algebrista', Jesús Maeso de la Torre

El sello del algebrista
Jesús Maeso de la Torre
Editorial Grijalbo (1ª edición, 2007)
Género: Novela histórica
ISBN: 8425340934
453 Páginas

Cuando Fray Bernardo, monje benedictino de San Juan de la Peña, revela a Diego Galaz que lo que hasta ahora conocía sobre su ascendencia era un embuste de los monjes del monasterio, éste empieza a querer saber todo lo posible sobre sus auténticos padres. Segú relata fray Bernardo, Diego Galaz no es en realidad hijo de uno de los almogávares importantes de la corona de Aragón, sino que detrás de su nacimiento podría esconderse un secreto que podría comprometer a la corona de Aragón o incluso a la de Castilla. En el momento de morir fray Bernardo, le explica que un judío, Zakay ben Elasar, trajo al monasterio un sello de oro con unos símbolos que se asocian con el judaísmo y que debía ser entregado a Diego cuando fuera adulto. Es el momento de entregárselo, de darle la llave que abre la puerta a su auténtico linaje. A partir de aquí, Diego Galaz inicia un viaje hacia Barcelona y otros lugares del mundo para saber qué ocurrió realmente con su nacimiento.

Estamos en pleno siglo XIV, un momento en el que la corona de Aragón era tan importante o más como la corona de Castilla. Como dice el propio autor, Barcelona era un emporio comercial tan importante que unía oriente y occidente.

Afortunadamente, el autor no abusa de los datos históricos. El sello del algebrista está escrita con sumo cuidado, pero Maeso de la Torre se ha cuidado mucho de no aburrir al lector contando hasta el entramado del vestido de los personajes. Por lo tanto, todo lo que se detalla es fundamental para la trama que, dicho sea de paso, está perfectamente hilvanada, nada se escapa del eje argumental principal. Todas las historias secundarias que se narran son como afluentes que acaban en el río -eje- principal.

Estamos ante una novela histórica, pero también es una obra de viajes y aventuras. No podemos obviar, por lo tanto, lo ambicioso de este proyecto literario. El personaje emprende un viaje a través de tierras tan peculiares como peligrosas: Etiopía, Alejandría, Jerusalem, Neopatria y, por qué no decirlo, las tierras aragonesas de aquella época, que no eran fácilmente transitables. Estos viajes son enriquecedores porque Diego Galaz encuentra las piezas que poco a poco lo van a llevar al desenlace, pero además lo van formando gracias a las experiencias que le van surgiendo. Como diría Kavafis, lo importante no es la meta sino el camino. De este modo, la historia de Diego Galaz nos atrapa y nos invita a subir a La Violant, la galera en la que viajan.

La novela está bien escrita, los personajes bien perfilados y la prosa es sencilla. Además, los diálogos están bien logrados. Muchos escritores le dan más importancia al narrador que a la voz de los personajes, lo cual es un grave error. Es una suerte, por tanto, que Jesús Maeso de la Torre no solamente domine la historia, sino también la prosa.

El sello del algebrista es una buena novela histórica, de esas que emocionan a los lectores y hacen que una vez leída, quieras coger otra del mismo género. La historia es apasionante si nos la cuentan de una forma amena e interesante y aquí lo hacen a través de un argumento espléndido.

Leer entrevista a Jesús Maeso de la Torre

1 comentario:

La - Vi dijo...

Debo ser honesta, estoy en completo desacuerdo con el comentario, ami me pareció un poco aburrida y simple, hasta fácil de descifrar.

Pueden ver mi opinión completa en

http://lalecturaobligada.blogspot.com/2009/08/el-sello-del-algebrista.html